Una herencia no deseada

Amianto en Granada

Amianto en Granada, una herencia no deseada

Antes de 2028 ayuntamientos de toda España se ven obligados a retirar el amianto de mayores riesgos instalado en edificios. Tales como colegios, naves industriales, oficinas, etc.…

En España hay datos que recogen que alrededor de 2.6 millones de toneladas de productos con fibra de amianto permanecen instaladas en edificios. Datos ofrecidos por el Consejo General de la Arquitectura Técnica de España. Y es que este material que ya fue prohibido como material de construcción en 2002, es uno de los elementos cancerígenos de primer nivel.

Este toque de atención a los ayuntamientos es debido a que en la prohibición del 2002 no se esclareció detalle alguno sobre qué sucedería con el amianto ya instalado.

A pesar de todo esto, aun no existe ninguna ley que obligue de ello. Es más, actualmente el Gobierno de España, concretamente el Ministerio de Transición Ecológica y Reto Demográfico, está trabajando en la elaboración una norma en la que se trate además la gestión de residuos y suelos contaminados. En dicha norma se esclarece que los ayuntamientos se verán obligados a retirar el amianto de todas las instalaciones públicas antes de 2028.

¿De qué peligros hablamos?

El Grupo de la Ley Integral del Amiento calcula que en torno a 5.000 y 6.000 muertes al año en España son causadas a una larga y directa exposición al amianto. Al ser inhaladas, las fibras de amianto se alojan en los pulmones causando cicatrices, provocando importantes patologías, entre las que se encuentran el cáncer, el mesotelioma pleural, o el cáncer de ovario, entre otras.

Igualmente, teniendo en cuenta que más del 65% del amianto instalado en España ha finalizado su vida útil de hasta 35 años, mientras que para el 2030 lo habrá hecho cerca del 87% y el 2040 el 100%.

¿Qué hacer para suprimir el amianto de mi propiedad?

En el supuesto de que el amianto se encuentre en una propiedad privada, como puede ser una comunidad de vecinos o una vivienda, serán estos quien deban de afrontar dicho gasto. Aun así, existen una serie de ayudas públicas, aunque no sean muy específicas. Aclaremos esto.

Si se procede a retirar esta herencia envenenada del amianto por motivos de salud no podremos acceder a dichas subvenciones, aunque, si nos acogemos a las ayudas destinadas a la rehabilitación de edificios obtendremos la cobertura de hasta un 35% de los costes.

Específicamente, estamos hablando de el Plan Estatal de Vivienda 2018-2021, recogido en el Real Decreto 106/2018, 9 de marzo, y el Programa de rehabilitación para la recuperación económica y social en entornos residenciales. En Administraciones de Fincas Cañavate recordamos que no existe ninguna normativa que obligue al desamiantado. Es decisión de los vecinos cambiarlo o no.

Siempre Contigo

Para retirar el amianto y deshacerse de él, es necesario contar con empresas especializadas y autorizadas para ello. Debido a que se debe de hacer una correcta manipulación y transporte de este material. Además, en todo este proceso la empresa deberá de señalizar y balizar la zona, coordinarse con los afectados y proceder a la instalación de una cabina de descontaminación.

En Administraciones de Fincas Cañavate nos motiva la regeneración y renovación de nuestras comunidades, además de que nos preocupa que actualmente sigan existiendo instalaciones amiantadas. Por esto mismo, ponemos todo nuestro esfuerzo y profesionalidad para poner fin a esta herencia envenenada. Nos ocupamos de todo lo que rodea a tu comunidad, desde la gestión de pagos, reparaciones de instalaciones y como no la eliminación del amianto.  

Deja una respuesta