Alquila sin preocupación de cláusulas abusivas

Alquiler seguro en Granada

¿Un alquiler seguro en Granada tras la pandemia? Es posible

Tras la pandemia, la situación de los alquileres se ha vuelto insostenible. La desconfianza e incertidumbre económica se ha apropiado de este sector inmobiliario. Dificultando así encontrar un alquiler seguro en Granada.

En resumen, luces y sombras para un sector que desde el primer momento de la crisis sanitaria ha sentido sus efectos. Ante esta situación se están viviendo episodios de abusos sobre el arrendatario, ya que se enfrenta a clausulas o requerimientos exorbitados para poder acceder al alquiler de una vivienda. Pero que a pesar de aparecer en un contrato de alquiler y haber sido aceptadas por ambas partes, son nulas de pleno derecho. Estos actos son los que dificultan seriamente poder optar a un alquiler seguro en Granada.

¿Qué clausulas son las más abusivas?

Desde Administraciones de Fincas Cañavate hemos recogido las cláusulas ilegales más comunes como, por ejemplo, tener que abonar doce meses de pago por adelantado, fianzas desmesuradas e incluso que el inquilino conozca los movimientos bancarios. Pero especialmente destacamos cuatro por encima del resto.

Renuncia a moratorias

En la actualidad, si un inquilino ve su situación económica ha empeorado por causa del Covid-19, puede acogerse a una moratoria si el casero es una empresa pública o un gran tenedor de viviendas. A pesar de ello, muchos inquilinos se encuentran con la negativa de los propietarios, que no solo rechazan su petición, sino que, además, les obligan a renunciar por escrito a futuros aplazamientos.

Resolución por retraso en el pago de la renta

En este caso de Cláusula, algunos propietarios han optado por curarse en salud obligando a la extinción automática del alquiler por el mero retraso de una mensualidad. Y es que resulta que esta practica se considera abusiva ya que no contempla las situaciones de fuerza mayor derivadas de las crisis sanitarias.

Duración inferior a 5 años

La legislación vigente ofrece a ambas partes acordar la duración del arrendamiento, una opción que muchos arrendatarios e inquilinos están aprovechando para firmar contratos mas cortos. Ahora bien, el abuso se encuentra cuando se incluyen supuestos de finalización del alquiler como en el caso de que se decrete un nuevo confinamiento o se reduzcan las restricciones a la movilidad. Siendo estos últimos aspectos abusivos en un alquiler.

Indemnizaciones por desistimiento

Actualmente el inquilino tendrá plena libertad de cambiar de vivienda siempre y cuando se cumplan dos supuestos; que hayan transcurrido los primeros seis meses y siempre que lo comunique con 30 días de antelación. Ahora bien, aquí el propietario tiene derecho a pactar de forma previa al contrato de alquiler recibir una indemnización, siempre y cuando no se consideré desorbitada. Esto es debido a que muchos propietarios recurren a incluir indemnizaciones desorbitadas para desincentivar un posible cambio de vivienda.

¿Qué dice la ley?

Si atendemos a la Ley de arrendamientos urbanos, en términos generales, los caseros no pueden exigir más de un mes de fianza, dos meses de garantía adicional y una mensualidad por adelantado. Además de que el casero está obligado a devolver la fianza si al inquilino una vez que se finalice el contrato la vivienda se encuentra en buenas condiciones y está al corriente de todos los pagos.

Pero a pesar de esto, son muchos inquilinos los que denuncian y ponen el grito en el cielo porque se están viendo obligados a firmar contratos que contravienen con la legalidad. Por su parte el ministerio de Consumo es consciente de estas practicas abusivas y el propio ministro Alberto Garzón ha expresado su preocupación ante esta situación.

¿Qué hacer ante esta situación?

Para evitar esto, desde Administraciones De Fincas Cañavate ejercemos una labor de intermediación entre los caseros y el inquilino, evitando así este tipo de conductas que suponen una barrera para el acceso a la vivienda. Además, es importante rodearte de profesionales de la inmobiliaria. 

En Administraciones de Fincas Cañavate no solo nos encargamos de la administración del alquiler, sino que, además, nos ocupamos de realizar cualquier acción legal que sea necesaria. Nos preocupan tus necesidades y tu bienestar y por eso mismo preservamos y velamos por sus derechos como inquilino y arrendador. Nos encargamos de que encuentres un alquiler seguro en Granada

Deja una respuesta